Teodora

Teodora o azul como se llamaba en el Club Gatero, llego a alegrar nuestro hogar. Hace unos meses se nos había ido por cáncer nuestra bebé Domitila, que era mi full regalona, por lo que estábamos muy tristes mi esposo y yo, bueno aun la extraño en demasía, pero el más afectado en ese entonces aun fue nuestro primogénito peloso, Clodomiro, porque la Domi era su hermana y partner de todas las malignidades diarias por lo que cuando no volvió, se deprimió al punto de enfermar.

Con mi esposo habíamos pensado vivir nuestro luto y esperar para que como llego ella, llegara otra gatita o gatito más, sin aviso, pero nuestro Clodomiro necesitaba ayuda, lo vio un doctor y nos recomendó efectivamente llevarle un hermanito, que fuera bebé para que lo cuidara con cariño no como competencia. Fue ahí que llegamos al club Gatero, fuimos varias veces a ver a los gatitos, nos enamoramos de todos los que habían y decidimos esperar a aquel que nos llamara el corazón.

Un día pasamos por si acaso, con la caja de viaje que ya era permanente en la maleta del auto y ahí estaba, Azul, en ese entonces, junto a sus hermanitos en una camita de mimbre, les abrieron para que los viéramos y ella salió volando cual maléfica nivel Dios, nos recordó a clodito que al igual que ella es un maldadoso, mi esposo trato de hacerle cariño y ella se le trepó con ganas de jugar y morder. Fue en ese momento masoquista que decidimos que era la indicada jajajajajaja, la tome en brazos y se acurruco, mientras mordía a mi esposo, si, era ella nuestra futura bebé.

Llegamos a nuestro hogar con la ya bautizada Teodora, y se la presentamos a través de la jaula a su hermano mayor, que por su puesto, la odió instantáneamente, estuvieron un par de días separados por una puerta y al abrirles comenzaron a compartir, le duro el odio una semana o un poquito menos, pero la adoro en poco tiempo, ahora es su consentida, la defiende a muerte y hace lo que ella quiere, es una manipuladora, con una sola mirada su hermano parte volando a hacer las maldades que ella planifica, son un gran equipo que se acurruca, y juega todo el día y gran parte de la noche también. Ella lo mira con ojos de admiración y el con compasión y cariño, se lavan y se aman. Fue lo mejor que nos podía pasar, ella llego a quitarnos la pena y a darnos cariño, alegría y sonrisas. La amamos demasiado.

Agregar un comentario