Pseudo Intelectuales

onos

No tengo nada en contra de las personas que aman leer y que se instruyen al mismo tiempo, que enriquecen el lenguaje y que saben más palabras que el común de los mortales, lo encuentro total. Yo también amo leer, con todo el corazón, disfruto soñando despierta y situándome en las locaciones descritas, suspiro con los romances, muero de miedo con el suspenso y lloro a mares con los dramas, normal.

Lo que me apesta, es esta gente que se jura literato y que andan con la parada de intelectualoides “interesantes”, que miran en menos (como si fueran algo) a los que no leen lo mismo que ellos, o que no opinan lo mismo que ellos y piensan un kilo en lo que van a responder palabra por palabra para que lo dicho sea del todo rebuscado, mientras más palabras exóticas (para pillar al interlocutor claro) y ridículas utilicen, con tal de marcar la diferencia, mejor. ¡¡¡Ridículooooooooooo!!!

Mientras existan estos entes despreciables, el común de los mortales se alejarán cada día más del disfrute de leer, porque apestan, porque alejan, los detesto, corta.

Agregar un comentario